Danke Berlin!

Tuve la oportunidad de recorrer esta ciudad en dos ocasiones, la primera en primavera y la segunda en pleno verano.

Berlín es la ciudad más cambiante de Europa, en constante proceso de adaptación y repleta de cicatrices que nos permiten descubrir su historia reciente, y el cambio vertiginoso e impresionante que sufrió, sobretodo, en el último medio siglo. Es una ciudad que genera curiosidad. A diferencia de otras ciudades europeas, no abundan imágenes promocionales de Berlín, y lo que se puede hacer en ella es en realidad un misterio por descubrir una vez estando allá.

“El destino de Berlín nunca ser, sino siempre estar en proceso de transformación” Karl Scheffler (1869-1951)

En mi caso particular, me llamó mucho la atención la historia  reciente, pero siempre abordada a través de la mirada de Hollywood, por lo tanto quería entender y conocer la verdadera historia sin los “filtros” de las típicas películas bélicas. Arrasada por las bombas en la II Guerra Mundial  (más de la mitad de sus edificios fueron reconstruidos) y luego dividida en dos, en la primera línea de la Guerra Fría durante 40 años, la ciudad resurgió, y verla hoy en día genera una sensación extraña, por un lado vas a ver las marcas de su historia por doquier, pero por otro lado es increíble entender el resurgimiento que vivió en tan poco tiempo. Cuando llegué, comencé para variar, por el area central, así que empiezo a contarles por ahí (súper original).

Unter den Linden y Potsdamer Platz

El boulevard más conocido de Alemania, es la arteria central de Berlín, en este lugar ocurrieron los momentos más grandes de la historia de Berlín y los mas horribles, en la actualidad es sede de eventos multitudinarios como el festejo de año nuevo (Sylvester) y festejos de grandes eventos deportivos como el mundial de Fútbol (Weltmeisterschaft). La división de Alemania con el Muro de Berlín atravesaba justo esta zona donde se encuentra la Puerta de Brandenburgo, hoy no queda ningún vestigio de esa época, ya que se reconstruyó casi en su totalidad, algunos edificios desde sus cimientos inclusive, convirtiendose hoy en un elegante paseo peatonal.

IMGP0128

En la misma zona pero hacia la derecha se encuentra (para mí) el epicentro simbólico de Berlín, el Reichstag (Parlamento), un edificio impresionante gracias a la innovadora cúpula diseñada por el arquitecto inglés Sir Norman Foster. Este edificio no es la excepción en las numerosas cicatrices de la ciudad, pero en este caso no son visibles. Incendiado en la primera semana al poder de Hitler y bombardeado en la segunda guerra mundial, hoy en día se erige orgulloso al frente de la Platz der Republik, con su fachada intacta del siglo XIX.

Lo más importante de este edificio además de lo que representa para el gobierno de la república, es su cúpula de cristal. La cúpula se encuentra encima de la recepción del plenario del parlamento, y a través de su fachada íntegramente realizada en vidrio y gracias a su núcleo en forma de embudo espejado, se consigue una excelente iluminación natural del enorme recinto. El diseño contiene dos rampas espiraladas, una sube y otra baja, el mismo diseño de Leonardo Da Vinci utilizado en numerosos edificios históricos europeos.

IMGP0110

Berlin Hauptbanhof

Si llegás a Berlin en tren desde otras ciudades o incluso si llegás en avión, para llegar a la ciudad hay que tomar un tren, y en ese recorrido probablemente pases por la estación central de Berlín. Un edificio moderno, cuyas fachadas son íntegramente de vidrio. Lo más interesante de la estación es que las vías del tren se ubican en diferentes niveles, entonces vas a ver trenes en el subsuelo en la planta baja y en el primer piso al mismo tiempo. Además funciona como Shopping, y tenés muchos lugares típicos para comer (típicos de estación como Mc Donald´s, Dunkin Donuts o Starbucks) es realmente muy grande y desde acá se puede viajar a cualquier lugar de Berlin, Alemania o Europa.

IMGP0109IMGP0085

Olympiastadion

En las afueras de la ciudad, al Oeste, tomando el tren con dirección “Olympiastadion” se encuentra este monumento erigido en la época hitleriana, terminado en 1936, ese año se realizaron los juegos olímpicos en Alemania. Fueron los primeros televisados y se utilizaron como propaganda política para ocultar los horrores de la realidad Nazi. En su época de gloria el estadio fue toda una hazaña arquitectónica albergando 100,000 espectadores, en la actualidad se redujo su capacidad a 74,400 por los requisitos de seguridad.

Se puede realizar una visita abierta o una visita guiada, hay un museo con la historia del estadio, y se puede acceder a casi cualquier punto. La mezcla entre historia, monumento nacional y estadio moderno es impresionante, sobretodo las vistas desde la antorcha olímpica. Después de sacarme esa foto, me echaron del estadio a mí y a todos mis amigos… Pero valió la pena, por lo menos para mi!

 

IMGP0080

Ravensbrück

Una hora en auto al norte de Berlín se encuentra el campo de concentración de Ravensbrück, si bien no es una atracción amena o para los débiles de estómago, recomiendo por lo menos una visita a alguno de ellos mientras estés en Alemania. La historia de estos lugares explica mucho de la guerra, y la historia del país, desde la primera gran guerra hasta la actualidad. Las consecuencias del nacionalsocialismo son visibles incluso hoy en día en la sociedad alemana actual. La particularidad de este campo es que está construido más bien como un memorial, de hecho uno puede alojarse en el mismo campo. Hay muchísima documentación al respecto, y las visitas guiadas son muy interesantes o también está la posibilidad de hacer una visita con audioguía. En lo posible te recomiendo recorrerlo en solitario o en grupos reducidos. Es un lugar realmente sombrío y oscuro, sin importar los monumentos que pongan o el pasto verde o los espejos de agua, la atmósfera que se vive en estos lugares es lúgubre incluso en días soleados de verano.

IMGP0017

Berliner Mauer

En muchos lugares de la ciudad te vas a encontrar con restos del muro, hay muchísimos memorials dedicados a este tema, el museo por excelencia es “Checkpoint Charlie”. Este fue el paso fronterizo más famoso en la época de la Alemania dividida. Se encuentra en la Friedrichstraße donde se unen los barrios de Mitte y Kreuzberg. Sólo se permitía usarlo a empleados militares y embajadas de los aliados, extranjeros, trabajadores de la delegación permanente de la RFA y funcionarios de la RDA. La denominación Charlie procede del alfabeto fonético de la OTAN y es su tercera letra. Checkpoint Alpha era el paso por la autopista en Helmstedt, Checkpoint Bravo el paso de autopista en Dreilinden.

El Checkpoint Charlie fue escenario de huidas espectaculares de Berlín Este, algunas especialmente trágicas como la muerte de Peter Fechter, desangrado en 1962 ante los ojos de los que habitaban Berlín Oeste.

Pero el punto que más te va a gustar es la “East side Gallery” ubicada al sureste de la ciudad a orillas del río Spree. Acá vas a poder ver una gran porción de muro todavía en pie son unos 1.300 m de muro, y  vas a ver el famoso graffiti del beso. Uno de los más famosos besos de la Historia que tuvo lugar entre los líderes comunistas Erich Honecker, de Alemania Oriental, y Leónidas Breznev, de la Unión Soviética, durante el 30 Aniversario de la República Democrática Alemana en Junio de 1979. EL graffiti se pintó en 1990 y se repintó por el paso del tiempo en 2009.

IMG_7054

Mucho por recorrer…

Berlín es una ciudad para quedarse varios días, si te interesa conocer la historia alemana en profundidad, además tiene muchísimas atracciones tanto en plena ciudad como en las afueras. La noche de Berlín es joven, hay infinidad de bares y pubs donde se puede disfrutar de una buena cerveza y después salir a bailar, donde vas a encontrar discos para todos los gustos. No es mi intención aburrir con todo lo que se puede hacer porque para eso están las guías de viaje, que hacen el trabajo duro, yo sólo te cuento lo que me llamó más la atención de todo lo que vi.

IMG_6923

IMG_6908

No perderse:

No puedo nombrar todo lo que se puede hacer en un post, pero te doy una listita para que no te aburras y no te pierdas algunas atracciones que también me gustaron mucho.

  • Berliner Dom (la catedral dónde están enterrados muchos emperadores del imperio austrohungaro y que fue bombardeada)
  • Museuminsel (isla de los museos, de todos los museos me pareció muy interesante el Pergamon Museum)
  • Schloss Sanssouci (el palacio de verano de Federico II el Grande, rey de Prusia, ubicado en Potsdam, de hecho recorrer Potsdam en las estaciones cálidas)
  • Alexsanderplatz
  • Rotes Rathaus (el edificio de la municipalidad o ayuntamiento)
  • Holocaust Denkmal (Museo del holocausto)

Y la lista en realidad depende de cada gusto, esto fue un intento de transmitirte lo que a mí me impactó más de esta gran ciudad. Espero que te haya servido como punto de partida para considerar esta ciudad en un viaje futuro, o para investigar más sobre la historia reciente que no solo afectó a Alemania sino al al resto del mundo también.


3 thoughts on “Danke Berlin!

  1. Hola! siempre me gusta mirar los comentarios o experiencias de la gente que visita esta ciudad, yo vivo desde hace un tiempo en Berlin y me gusta recorrerla a pie o bici, y mira que es enorme la ciudad (ya te habrás dado cuenta ;D) y en mi blog https://muyurbanita.wordpress.com me gusta dar a conocer lugares que no suelen salir en las guías pero no por ello dejan de ser menos estimulantes para conocer. Me gusta hacer mini guías para vivir Berlin como un auténtico local. Vivo en Kreuzberg asi que me encanta mi barrio y todo lo que encuentro en mis recorridos! Saludos!!

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s