4 formas de pagar en el exterior

Hoy quiero hablar de una de las preguntas que más se hace uno al momento de viajar. ¿Cómo hago para comprar y pagar en el exterior? Las formas de pago han cambiado acorde a las épocas y a los destinos. No es lo mismo comprar un “Chivito” en las calles de Maldonado (Uruguay) que un iPod en Berlin (Alemania). Primero no es la misma moneda, segundo los países, los productos y las posibilidades de pago son muy diferentes.

Con este post, intento hacer un resumen de los principales medios de pago de los que disponemos cuando viajamos al exterior, aplicados a nuestro caso particular (Argentinos), que siempre estamos llenos de dudas y atentos a cualquier nueva resolución de AFIP que surja; y muchas veces sin saber qué es y cómo afecta, damos por hecho que no se puede salir del país y elegimos nuestro destino en base a ésto. ERROR! (Al final del post explico un poquito más sobre percepciones)

1-Dinero en Efectivo

El dinero en efectivo fue en una época la manera más común y confiable de llevar dinero en un viaje. Hoy en día las posibilidades son muchas y si bien llevar algo de efectivo siempre es recomendable, llevar todo el presupuesto para el viaje, no es lo más conveniente.

Una de las razones principales para no llevar sólo efectivo es el problema del cambio. En un mundo globalizado como el de hoy, encontrar casas de cambio no es una tarea complicada (siempre y cuando viajemos a destinos turísticos), el problema es que nuestro peso argentino no es una moneda universal. No es el problema su valor, de todas las divisas existentes en el mundo, las únicas que se toman como universales son el DÓLAR y el EURO. Por ejemplo si viene un chino a la Argentina y quiere cambiar Renminbi (moneda de curso legal en China) por Pesos se le va a complicar, independientemente de que China es una superpotencia económica. Ningún banco o casa de cambio en el mundo tiene disponible todas las divisas de curso legal que existen en el planeta. Entonces no es una cuestión de valor de la divisa sino de comodidad y convenciones. Entonces cuando hablamos de Efectivo quiero aclarar que nos referimos a DÓLARES.

Hay 3 formas (comunes y fáciles) de conseguir dólares en nuestro país, para viajar. Las 2 primeras tienen algunas restricciones. Primero, uno tiene que estar bancarizado, no se puede llevar el dinero en efectivo y comprar divisas. La segunda es que se debe ganar mensualmente el equivalente a dos veces el salario mínimo vital y móvil (Al día de hoy $5588, y a principios de 2016 $6060). La otra restricción establece un máximo a comprar, equivalente al 20% del salario que uno percibe mensualmente (para independientes se toma en cuenta la facturación tope mensual de la categoría a la que pertenece). Y la ultima restricción es que no se pueden superar los U$D 2000 mensuales en compra de moneda extranjera. Teniendo en cuenta esto, veamos las formas de adquirir dólares.

  • Una de ellas es la compra de divisa a través de una autorización que emite AFIP. Para ello necesitamos una clave fiscal y un número de CUIL. Suena muy complicado pero una vez que se está inscripto es muy fácil. Una vez obtenida la autorización, podemos depositar el dinero en una caja de ahorros en dólares a nuestro nombre, o retirarlos en efectivo (a la cotización oficial, que dispone el Banco de la Nación Argentina, tenemos que agregarle la percepción del 20%). Si por el contrario organizamos muy bien todo y con mucha anticipación, tenemos la posibilidad de adquirir esos dólares que nos autoricen sin ninguna percepción. En este caso se depositan en la caja de ahorro en dólares y no se pueden sacar por un periodo de 365 días.
  • Otra opción es comprar dólares con una autorización de AFIP pero con motivo de viaje. En ese caso el monto que se autoriza suele ser mayor, siempre y cuando la moneda del país al que viajamos se pueda conseguir en nuestros bancos, por ejemplo Reales. O sea que se reducen las posibilidades a unos cuantos países, y es necesario contar con los pasajes y las fechas.
  • Una tercera opción es comprar dólares “Blue”, este es el caso menos recomendado porque la tasa de cambio es realmente mala, hay que pagar demasiado por cada dólar que compremos. Es la única posibilidad que tienen aquellas personas que no se encuentren bancarizadas, ya que en las dos opciones anteriores es una condición necesaria y excluyente para la compra de divisa. Entonces si no trabajás en blanco, ni estas inscripto en AFIP, ni tenés clave fiscal, ésta es la opción más conveniente.

En cualquiera de los casos, quiero aclarar que lo recomendable es comprar una pequeña cantidad para tener por si acaso, (en mi caso suelo llevar unos u$d 200 en efectivo), o también para comprar pequeñas cosas en puestos ambulantes o en la calle.

2- Tarjetas de Crédito

Ésta es, en mi opinión, la mejor forma de comprar en las vacaciones o en un viaje. Qué hay que tener en cuenta:

  • El tipo de tarjeta de crédito que tengo. Tenemos que asegurarnos que sea internacional, y en la mayoría de los casos hay que informar el viaje al exterior y las fechas en las que estaremos afuera. Recomiendo Visa, funciona en todo el mundo y no tiene mayores complicaciones al usarse.
  • El límite de compra que tenemos en el exterior. Muchas veces el límite de compra en el exterior es diferente al que tenemos en el país. El límite en el exterior, de una tarjeta de crédito, es siempre en dólares, independientemente del país al que viajamos. Se cotiza al momento de la compra a dólares (y se calcula el 35% de percepción) y al momento de pagar la tarjeta se cotiza a pesos. Es importante aclarar que en todos los casos, las compras aparecen en el resumen de cuenta en un solo pago y la percepción de AFIP aparece siempre aparte.
  • Con la mayoría de las tarjetas se puede solicitar un PIN para hacer extracciones por cajero automático, esto nos posibilita realizar extracciones de efectivo en la moneda local del país en el que nos encontremos. Para este fin, AFIP establece un límite por mes calendario que depende del país. Se divide en 2 categorías: Pais limítrofe u$d 50 y países no limítrofes u$d 800. Pero va a depender de cuanto limite disponible tengamos en la tarjeta.

Tarjeta (1)

La mayor ventaja de este sistema es que nos olvidamos de las autorizaciones de AFIP y directamente compramos como si estuviéramos acá, y la otra gran ventaja es que con una misma tarjeta tenemos la posibilidad de comprar y sacar efectivo si lo necesitamos. Todo en unos pocos pasos sencillos.

3-Tarjetas de Débito

Ésta es otra forma muy sencilla de pagar en el exterior. En tarjetas emitidas por bancos con red LINK es necesario avisar las fechas de viaje con anticipación y desde ese día, queda inhabilitada para hacer transacciones en cajeros dentro del país.

Utilizamos la tarjeta de débito para comprar de la misma forma que hacemos acá. Es importante tener en cuenta que para este caso es necesario contar con dinero en la caja de ahorro, de lo contrario se rechaza la tarjeta. La ventaja es que no gastamos más de lo que tenemos y la cotización y transacción se realiza en el acto, es decir, al momento de comprar, el importe se convierte a pesos y se suma la percepción del 35% de AFIP. Nos olvidamos de las fluctuaciones en el cambio de divisas y demás. Compramos y listo.

Existe la posibilidad de extraer dinero por cajeros automáticos en el exterior, de la misma manera que con la tarjeta de crédito, pero es necesario contar con una caja de ahorro en dólares radicada en el país. En ese caso nos apegamos a los limites que mencioné antes, limítrofe u$d 50 y no limítrofe u$d 800 por mes calendario.

4-Travelers Cheques

Este sistema fue muy utilizado antes del furor de las tarjetas de crédito y sobretodo antes de que nuestra economía tuviera el auge de bancarización que tiene hoy en día, con la eliminación de muchos impuestos y costos por transacciones como transferencias de dinero. El sistema de cheques de viajero es muy seguro, es un cheque con un valor predeterminado (50, 100 y 500) que se puede conseguir en dos tipos de divisas (dólares o euros) y que se firma en la parte superior para “activarlos” y en la inferior para cobrarlos.

La principal ventaja que tiene este sistema es la seguridad. Sólo los puede cobrar la persona que firma en la parte superior. Y en el momento de la firma se los asegura por perdida, daño o robo. En cualquiera de esos 3 casos son restituidos. Al momento de cobrarlos, se firma la parte inferior delante de la persona que nos va a entregar el dinero y listo!

Hoy en día siguen siendo utilizados pero en menor medida ya que la principal desventaja es que se cambian en determinados lugares que se pueden consultar en la página web de la entidad emisora (en general American Express).

Si te quedan dudas o consultas al respecto no dudés en contactarme haciendo click AQUí, tengo mucha experiencia en este tema, probé todas las formas posibles de llevar dinero y de comprar en el exterior.

Acá te dejo un poquito mas aclarado en que consiste la famosa percepción de AFIP…

Resolución de AFIP (RG 3450/3)

  • ¿Qué es? Es un pago a cuenta del Impuesto a las Ganancias o del Impuesto a los Bienes Personales según corresponda. Es decir, que pagamos por anticipado cualquiera de esos dos impuestos, según nuestra categoría tributaria.
  • ¿Cuánto es? La alícuota de percepción en la mayoría de los casos es del 35% del valor de productos, bienes y servicios adquiridos en el extranjero. También quedan alcanzados los pasajes de medios de transporte aéreos, marítimos y terrestres con destinos fuera del país.
  • ¿Se puede recuperar? Sí, al ser un adelanto, ese monto se puede recuperar, voy a especificar los pasos de como hacerlo en otro post dedicado únicamente a éste tema.
  • ¿En qué moneda pago el impuesto? El pago a cuenta del impuesto se abona en todos los casos en pesos, y se calcula al momento de perfeccionarse la compra del producto o servicio. El tipo de cambio que se toma en cuenta para hacer la conversión en pesos, es el valor “vendedor” que fije el Banco de la Nación Argentina dependiendo de la moneda en que se realice la compra al cierre del último día hábil inmediato anterior a la fecha de emisión del resumen liquidación y/o factura.
  • Es importante diferenciar la percepción por comprar en el extranjero, del 35%, de la percepción por compra de moneda extranjera, cuya alícuota es del 20%. Ambas tienen el mismo carácter en cuanto a adelanto de Impuesto a las Ganancias.

Percepciones


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s